Crónica02.02.22

Quiero disfrutar de la comida tanto como Brad Pitt

Una de las cosas que más me fascinan de Brad Pitt es que come en todas sus películas. Obviemos por un momento que fue “el chico guapo” de Thelma y Louise, que nos hizo llorar con ese pelazo en Leyendas de Pasión o que nos volvió locos en El Club de la Lucha. Porque Brad come, y además lo hace muy bien.

B1

Se habla mucho de por qué los actores, ante un plato de comida deliciosa durante un rodaje, simplemente mueven el tenedor removiendo todo y sin probar bocado. Al rodar tantas tomas seguidas te quedas sin hambre, claro está. Pero lo de Pitt sigue siendo de otro planeta.

La primera vez que me di cuenta de ese frenetismo gastronómico fue en la trilogía de Ocean’s Eleven. Y seguro que no recuerdas cuál fue la última vez que viste a un actor comiendo en una escena, ¿verdad? por eso, porque no comen. Nunca. Y por eso Brad mola.

Captura de pantalla 2016-10-10 a la(s) 16.13.28

En este artículo de Vulture encontramos la guía definitiva de todo lo que come Pitt por orden alfabético: desde bagels, mantequilla de cacahuete (por cierto, una de mis escenas preferidas del brad-comilón), hamburguesas, chicle, nachos (por favor, este momento de Rusty comiendo uno detrás de otro mientras está al teléfono es top). Él solito podría ser el mejor crítico de gastronomía del mundo del cine, ya os lo digo yo. ¡Y es que hasta se chupa los dedos y con arte! Y si queréis más detalles todavía, aquí hay un listado muy currado sobre qué come en cada película. Aplausos todo el rato.

B3

Lo mejor de todo, es que a los chicos de Long Prawn se les ha ocurrido la fantástica idea de llevar más allá este fenómeno fan, y han editado un libro de cocina. Sí, como lees, y lo mejor, se llama Fat Brad. Un homenaje gastronómico en toda regla. El libro explora de manera muy interesante los hábitos de alimentación de Pitt en la gran pantalla reimaginando las escenas de las películas así como sus recetas. Lo puedes comprar aquí.

Pero como sé que lo que estáis deseando es verle en acción, he aquí el mashup definitivo de Brad Pitt comiendo incansablemente; eso sí, no es apto para verlo antes de comer:

¡Bon appetit!

Ver Todos